Soy Pía Aldana, Artista Visual/Dioramista. Licenciada en Artes Plásticas Mención Grabado. Premio Universidad de Concepción 2008 y Magíster en Literaturas Hispánicas. Para mí, Arte, Conocimiento y Naturaleza constituyen aspectos fundamentales/trascendentes de mi historia y el tiempo que me toca en este mundo.

Mis múltiples intereses me han llevado a explorar diversas disciplinas artísticas, no obstante, de forma transversal en mis proyectos desarrollo el maravilloso e inagotable lenguaje que configura el Diorama Miniatura. Asimismo, articulo mis obras desde la cerámica escultórica, la pintura e ilustración, el collage tridimensional y la instalación.

Me parece fundamental en mi quehacer artístico la rigurosidad en el bien hacer del oficio y la reflexión profunda respecto de los temas que me conmueven. Mi trabajo se nutre desde investigaciones y reflexiones sobre el coleccionismo doméstico, y los aspectos etnográficos, museales, rituales, patrimoniales, memoriales y ficcionales que cobija la práctica o acto de coleccionar. Me interesa rescatar los valores simbólicos que se establecen entre coleccionista y colección, y, el atesoramiento secular/sagrado/pagano implícito a la actividad. Valoro el coleccionismo desde los desplazamientos, bifurcaciones, variaciones e innumerables particularidades que observo se suscitan en la práctica.

Desde las variaciones del acto de coleccionar, me desplazo hacia lo que considero “Sagrada Naturaleza” siempre hiperbólicamente representada, en mis obras (Dioramas, ilustración, cerámica), tomando referentes desde nuestra flora y fauna endémica y valorando/relevando diversos seres vegetales y animales a “Objetos de Protección y Buena Fortuna” o “Talismanes Sagrados”.

Persigo el concepto de “Jardín” entendiéndolo metafóricamente, como un espacio de refugio para nuestras memorias, un territorio/reservorio interno que nutrimos cotidianamente y nos mantiene a salvo de los fuegos fatuos del mundo.

Asimismo, me detengo en nuestro universo mítico popular por constituir un espacio lúdico/lúcido, de identidad y atesoramiento colectivo.

Intento por medio de lo antes referido, desplegar desde y en, el arte contemporáneo, mi forma de comprender el mundo, el pensamiento feminista que nutre mis días, mi historia personal e ideas relativas a lo político y social. Esto lo materializo en grandes cuerpos de obra en donde interpelo a las/los/les espectadores a volver sobre sus recuerdos, humores, vaivenes, y eventuales, grises coloreados que se suscitan en sus circunstancias.

Entiendo y me apego a la idea de Arte y Cultura como un derecho, como la posibilidad cierta de configurar, diálogo, sociedad, historia y tiempo. Pero, sobre todo, como un elemento transformador de consciencias que propicia las empatías, la diversidad y el pensamiento crítico.