Hija de Elizabeth, hija de Gladys también, nieta de Inés y de Orlanda, sobrina de Gladys, Elsa, Liliana, Yenny y Paola. Nombro el linaje femenino que me constituye, como parte de una búsqueda constante de resignificar memorias, dolores y trayectorias. Como un tejido que sostiene, en lo metafórico y material, reivindico el linaje textil. La costura, las telas y los hilos son espacio de refugio, de manifestación, de experimentación, de sostenimiento y creación liberada. Así, me reconozco mujer del Sur, costurera y feminista, con una mano en los oficios experimentales autogestionados y la otra, en una academia que busco desarmar para reelaborar desde inscripciones feministas, antirracistas, decoloniales, situadas en Abya Yala, amorosas y con el cuerpo y las emociones en el centro.

Soy socióloga de la Universidad de La Frontera de Temuco, donde me encontré con los feminismos, primero en conversaciones de pasillos y diálogos entusiastas en actividades político-culturales, nos cuestionábamos las posiciones jerárquicas y asimetrías respecto de la sexualidad y los cuerpos. Con el devenir de la ruta académica, y los pocos espacios de formación en teorías de género -no feministas- que ofertaba la carrera, las interrogantes y la afectación en lo corporal, emotivo, sensorial, por ende político, se fueron urdiendo y potenciando en mi. Así, pude realizar mi práctica profesional en el Observatorio de Equidad en Salud según Género y Pueblo Mapuche de la UFRO en 2014, donde confluimos como compañeras con la querida Bea. 

Tuve la oportunidad de desempeñarme laboralmente en la Fundación PRODEMU Promoción y Desarrollo de la Mujer desde 2015 a 2017. Años donde pude empaparme de las vivencias de mujeres de los barrios de Temuco y comunas de la región, así como de las comunidades rurales y mapuche. De esos años en la Fundación guardo los más entrañables recuerdos de encuentros y conversaciones con mujeres y sus vivencias de lucha, resistencia, emancipaciones y afectos.

En 2018 migro a Buenos Aires, a hacer la Maestría en Estudios Sociales Latinoamericanos en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. Sentía una necesidad apasionada por conocer y hacer parte de mi -para darle sentido a la existencia y la identidad-, la historia del inmenso continente que habitamos y que nos hace llamarnos latinoamericanxs. Allí conocí un grupo que se tornó en familia, compas de Argentina y otres migrantes como yo, de Uruguay, Guatemala, Brasil, Ecuador, Colombia, Venezuela, Perú, nos enlazamos fuerte, haciendo también de la experiencia migrante algo amoroso, afectivo, con poderosos hilos de crítica, reivindicación y luchas. De la experiencia de esos dos años en Buenos Aires retorné a Chile sintiéndome más latinoamericanista y feminista, con la intencionalidad consciente de seguir aprendiendo de nuestras historias y pueblos desde este lugar situado. 

Curricularmente, cuento un postítulo en Teorías de Género, desarrollo y políticas públicas (CIEG- U.Chile), un diplomado en Pensamiento Andino y Feminismo Decolonial (GLEFAS-IDECA), y formación en feminismo descolonial, pensamiento, cuerpos y estéticas feministas decoloniales, epistemologías del sur, racismo y mestizaje, estudios latinoamericanos, giro descolonial, etnografías afectivas y autoetnografías. Desde 2020 me he desempeñado como docente en diversos espacios académicos como UFRO, en la carrera de antropología de la Universidad Alberto Hurtado, en el diplomado de Género y Violencia de la Universidad de Chile, Unviersidad Mayor y Universidad Abierta de Recoleta. Mis líneas de interés se enmarcan en las violencias múltiples hacia mujeres y cuerpos feminizados en Abya Yala, feminicidios, feminismo descolonial, feminismos de Abya Yala, giro descolonial, políticas en femenino, corporalidades, memoria, prácticas textiles, artes, autoetnografías y giro afectivo.